jueves, 13 de enero de 2011

Guacamole

Esta salsa mexicana es tan fácil de preparar y sale tan rica que no merece la pena comprarla de bote en el supermercado. Se necesitan:
  • Un aguacate muy maduro;
  • una chalota;
  • un pepino pequeño;
  • zumo de lima o de limón;
  • sal;
  • (opcional) salsa picante.

La chalota tiene que estar muy picada. A mí me gusta añadirle un pepino (también muy picado, y sin pepitas); no es auténtico pero hace la receta más ligera. Mezclarlos con el aguacate con una batidora. Añadirle un poco de sal y una cucharada de zumo de lima (o limón). Si te gusta el picante, añadirle salsa picante mexicana o algo similar.

1 comentario:

josé antonio dijo...

La receta me parece interesante y la he hecho en casa. Si no te importa la publicaré, enlazándote.
Un saludo.

Publicar un comentario